Se calentó el clima y… llegó la hambruna

Fuente: Europapress

Hambre extrema, escasez de lluvias y aumento de la temperatura son los efectos del cambio climático en el cuerno del África, una región que incluye países como Etiopía, Kenia y Somalia, de acuerdo a un documento publicado por la organización Oxfam.

Los tres últimos años han sido los más calurosos de la historia. Actualmente, la temperatura media mundial está un grado Celsius por encima de los niveles preindustriales, en parte por la actividad humana en la tierra. De acuerdo con una investigación científica publicada en Regional Environmental Change, “África ha sido identificada como una las partes del mundo más vulnerables a los impactos del cambio climático”.

La sequía sigue afectando a África Oriental. De acuerdo al informe “El clima en crisis”, publicado por Oxfam durante la última de época de lluvias, de octubre a diciembre del 2016, el nivel precipitaciones fue muy bajo. Incluso, en marzo de este año las lluvias fueron muy escasas. A pesar de que las sequias no son algo extraño en esta parte de África, sí se trata de un fenómeno de mayor duración. Además, el aumento de la temperatura, según Regional Environmental Change, tiene una alta correlación con el incremento de la mortalidad. De hecho, la misma publicación afirma que estas altas temperaturas pueden tener un impacto directo en la salud y causar hipertermia.

El drama de los niños

10.7 millones de persones se enfrentan al hambre extrema en todo el cuerno de África. Países como Etiopía, Kenia, y Somalia son las zonas más afectadas por la sequía y, por ende, están al borde de la hambruna. De acuerdo a Hassan Saadi Noor, director de Save The Children en Somalia, “Estamos al borde de vivir una catástrofe en Somalia. Tres cuartas partes del ganado del país han muerto, el número de niños que sufren desnutrición aumenta muy rápido y las reservas de agua se están agotando en docenas de comunidades”.

De acuerdo a la Organización de Nación Unidades para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), en Somalia se requiere tratamiento para 1.4 millones de niños diagnosticados con desnutrición aguda. De hecho, para Noor, “los niños son los más afectados. De los 6 millones de personas en estado de emergencia la mitad de ellos son niños. Es increíble que esto sea concebible cuando hace solo seis años esta región fue golpeada con una hambruna que mató a más de 250.000 personas”.

Por otro lado, el informe de Oxfam pide que se tomen medidas urgentes ya que “el cambio climático puede provocar sufrimiento y hambre generalizados”. Por esto sugieren que gobiernos nacionales, donantes y la comunidad internacional adopten medidas como comprometerse a dar respuesta ante crisis futuras para prestar ayuda para salvar vidas. Asimismo, pide dar prioridad a programas dirigidos a salvaguardar mujeres niños y niñas, ya que son la población más afectada. Por oreo parte, el informe de Oxfam, en materia de adaptación al cambio climático, solicita construir y mantener fuentes de agua sostenible, contar con semillas resistentes a la sequía y al calor, así como invertir a largo plazo en el desarrollo rural de las zonas más afectas por el cambio climático

Juan Pablo Eslava M.
Redacción Política
juaneslava@entrelineas.co

No hay comentarios

Agregar comentario