Especial (Parte 3): Momentos inolvidables en el patinaje colombiano

Fuente: El Heraldo

Desde un colombiano que por celebrar antes de tiempo perdió un mundial, hasta las grandes glorias del patinaje; Entre Líneas trae la última parte del especial “Momentos inolvidables en el deporte colombiano”.

El inicio de la historia

Siempre es complicado hablar sobre los inicios de cualquier deporte en el país, no es fácil centrar en un lugar específico el surgimiento de un club, de una práctica; sin embargo, es por los años 30 y 40 donde se comienzan a abrir los nuevos espacios para la práctica del patinaje. Era en el Salón Olimpia, un nostálgico lugar en el centro de Bogotá, en donde personas de la clase adinerada comenzaban a dar las primeras muestras de lo que es hoy esta disciplina.

Parecía mayormente de recreación, se replicó en ciudades como Cali o Bucaramanga, en el parque de los niños. En el también emblemático Parque Nacional se inauguró, por las mismas fechas, la primera pista de patinaje donde mucha más gente llegaría a divertirse sobre ruedas.

Los juegos nacionales

El patinaje en Colombia comenzó poco a poco a tomar fuerza y estabilidad. En 1950, se crea la liga de patinaje de Cundinamarca; seguido a eso, otros departamentos crearían sus ligas y comenzarían competencias interdepartamentales de patinaje, dando los primeros indicios de una competencia oficial.

Es en 1954 cuando se formaría la Federación Colombiana de Patinaje (Fedepatín) y con ello, el patinaje haría parte de los juegos nacionales donde Rogelio Rueda sería el primer colombiano en ganar una competencia del deporte en surgimiento.

Primer Mundial de Colombia

Fue en Argentina, un cuarto puesto en los diez mil metros lo que motivó al país a seguir practicando ese gran deporte. Era 1966 y Colombia llevaba apenas doce años desde la creación de la Fedepatín, y su primera participación fue quizá el inicio de la historia, una historia que, hasta el día de hoy, suma más mundiales que cualquier otro deporte y, además, un nivel para admirar del equipo nacional.

Las primeras grandes figuras

La primera medalla que Colombia obtuvo en un mundial de patinaje fue cuando, en 1987, Guillermo León Botero, con 16 años, ganó dos medallas de plata en la categoría de mayores, en los 1.500 y 10.000 metros en Italia. La primera medalla de oro la ganó Claudia Ruiz, en los 300 metros del mundial que se disputó en Antioquia en 1990; ese año, Guillermo León repitió podio, sólo que, esta vez, llevándose una presea dorada.

De resaltar, comenzó la historia con apenas una medalla de plata en 1987, hoy en día, Colombia cuenta con ciento setenta medallas en su historia de competencias: 80 de oro, 62 de plata y 28 de bronce.

Fuente ColombiaSports

“Las cosas no se acaban hasta que se acaban”          

El momento inolvidable destacado, y no por alegría, es cuando Alex Cujavante, un patinador barranquillero (que sería en el 2016 deportista del año en el Atlántico), perdió el mundial de Guarne en el 2010. Luego de una dura y reñida carrera de 15.000 metros, levantó sus brazos en gesto de victoria segundos antes de cruzar la meta, sin percatarse de que un contrincante coreano apretaría al final y le ganaría la competencia; para colmo el colombiano perdió la presea plateada, puesto que fue descalificado por dicho acto antideportivo. Merece recordarse también que en el 2013 se “vengó” consiguiendo el título mundial.

Poco se habla recientemente de patinaje, sin embargo, es el deporte que más alegrías le ha traído al país; además, el nivel deportivo es alto y la historia de un deporte como este no debe pasar desapercibida. Los momentos inolvidables del patinaje nos recuerdan por qué el país es potencia y que debemos cultivar el amor por este deporte.

Juan David Rincón Calderón
juanricon@entrelineas.co
Redacción Deportes

Fuente ColombiaSports
Fuente El Heraldo

No hay comentarios

Agregar comentario