El reconocimiento a la lucha

Fuente: vanguardia.com

Cuando la vida decide tumbarte en un segundo, de uno depende que la decisión siguiente, sea pararse más fuerte o quedarse en el lamento. Es así como las historias de atletas paralímpicos colombianos, inspiran cada vez más a las futuras generaciones del deporte.

Edwin Rodríguez, atleta paralímpico que ha representado a Colombia en distintas competencias de lanzamiento de disco y bala en el mundo, trabaja constantemente para hacer sonar el himno nacional en cada país que visita. En busca de apoyar a los atletas con discapacidad visual en Santander, fue secretario de la liga, así como presidente del Club Deportivo de Atletismo de su región. Sin embargo, actualmente, mantiene su concentración en los objetivos deportivos que tiene trazados, por lo que la doble jornada de hasta cuatro horas diarias, lo califican como una gran promesa que, con disciplina, ha asegurado sus metas.

Cuando se está lejos de una competencia, el entrenamiento se configura “alrededor de dos o dos y medio (meses) de cargue, es decir, bastante trabajo de pesas y lanzamientos (aproximadamente 100 y 120 lanzamientos diarios). A medida que se va acercando la competencia se baja el volumen de pesas y uno se vuelve más rápido, se hacen las repeticiones más rápidas al igual que los lanzamientos, los cuales también bajan (entre 50 – 60)” explica Edwin. Días más cercanos a iniciar, su rutina cambia y se vuelve más técnica; a esta altura de la preparación, la cantidad de lanzamientos se limita a 25, siendo estos más rápidos, potentes y determinantes en busca de los objetivos.

Tres años parecen lejos, pero en cuanto a temas deportivos, el tiempo no perdona. Es así como la carrera hacia Tokio 2020 para Edwin comenzará en octubre de este año en Cartagena, donde se buscará la clasificación para el Parasuamericano que será en Buenos Aires, Argentina (octubre 2018).

Para el 2019, el propósito es estar en el Panamericano que será en Lima, Perú. Después, habrá un mundial que se desarrollará en Dubai y de donde se haría el salto a Tokio en los Paralímpicos.

En cuanto a sus marcas puntuales en lanzamiento de disco, se quiere lanzar por encima de 36 metros para estar en los primeros 4 o 5 lugares. Para ir a Tokio el objetivo tiene que ser más alto, se estaría hablando de unos 38, 39 metros. En impulsión de la bala, hasta el momento está bonificada (categoría F11 Y F12), “si la logran separar, ese es mi fuerte, estaría entre el tercer o cuarto puesto, la idea es meterme de segundo, eso sería por encima de 12,50” analiza.

A pesar de haber estudiado dos carreras técnicas (Administración de empresas y Mercadeo y Ventas), poco a podido ejercerla. Sin embargo, Edwin se visualiza aprovechando sus conocimientos profesionales y experiencia deportiva, para ayudar a los jóvenes a conseguir los recursos de sus torneos y guiarlos en el camino, “uno de mis objetivos más adelante es tener mi propia fundación”.

Este año, en la inauguración de los Juegos Inter-colegiados, organizada por el Colegio de la Presentación Sans Façon, los jóvenes tuvieron la oportunidad de hacerle un pequeño homenaje a su trayectoria y lucha en la vida, así como en el deporte. El deseo: dejar en alto el deporte paralímpico colombiano y por su parte, a seguir el ejemplo y trabajar constantemente; como él ha inspirado.

Andrea R. Pérez
andrearojas@entrelineas.co
Redacción Deportes

No hay comentarios

Agregar comentario