Conozca el nuevo Pacto por la Seguridad de Bogotá



Desde primera hora, el presidente Juan Manuel Santos estuvo reunido con el recién electo alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, así como el fiscal general de la nación, los ministros de Defensa y del Interior, para decidir el futuro de la capital en materia de seguridad. Vea aquí los puntos clave y las frases más sonoras.

El pacto busca articular las acciones de la Alcaldía, la Fiscalía y la Policía en torno al objetivo común de aumentar la seguridad en Bogotá. Según Peñalosa, los ciudadanos tienen derecho a vivir sin miedo y para lograrlo se emprenderán las acciones contempladas en el documento. Así, habrá más turismo, más empleo y una mejor calidad de vida. Todo esto se basa en la premisa, demostrada en otras ciudades del mundo, de que para la seguridad ciudadana "es fundamental contar con un espacio público limpio, ordenado y bien iluminado". Santos lo apoyó luego con la particular afirmación de que "Bogotá hay que limpiarla".

El alcalde Peñalosa anunció varios cambios importantes. En primer lugar, se han acordado con la Fiscalía medidas para judicializar a las bandas criminales y no solo a los individuos, para evitar lo dispendioso de los procesos y su inefectividad: puesto que un delito simple es una medida excarcelable, quienes los cometen son liberados pronto; en cambio el concierto para delinquir sí amerita una sanción duradera de cárcel. Por otro lado, uno de los objetivos de la actual administración será crear un gran Centro de Comando y Control, que cuente con miles de cámaras para monitorear la ciudad y, además, aumentar el pie de fuerza en 870 efectivos (entre ellos, 600 mujeres) este año. El alcalde no descartó la importancia de prevenir la delincuencia juvenil mediante programas en deportes y artes, pero esto será otro capítulo.

Por su parte, el presidente Santos se mostró sorprendido ante la cantidad de cámaras instaladas hoy día (230) y apoyó enfáticamente este acuerdo, confiando en que la colaboración llevará a resultados rápidos. Manifestó que se ataca en primer lugar la inseguridad porque este mal afecta a diario la ciudadanía, como indica la caída en las cifras de percepción de seguridad. Varios puntos de su intervención merecen especial atención:
1) Es urgente aprobar el nuevo Código de Policía, ya que el actual, vigente desde 1970, no contempla la existencia de Transmilenio ni los celulares (por ejemplo) y estos vacíos legales dejan sin efecto las capturas por colarse al sistema o robar un teléfono.
2) Se ha demostrado en el país que el uso de la tecnología aumenta exponencialmente la efectividad de la policía y que la desactivación de los celulares no registrados ha hecho migrar a los ladrones de celulares a ciudades donde aún no se han tomado esas medidas.
3) La prohibición del porte de armas en todo el territorio nacional, aprobada el 23 de diciembre del año pasado hasta el fin de este mes, tendrá ahora una vigencia ampliada en 11 meses, hasta el 31 de diciembre de 2016.

Al finalizar la rueda de prensa, el brigadier general Hoover Penilla hizo aclaraciones sobre cómo entrarán en operación las medidas y llamó la atención sobre lo contraproducente que son los informes noticiosos sobre delincuencia en las calles pues "cada vez que se emite un video sobre estos hechos, el delincuente aprende en qué falló". Consulte detalles del pacto, como las metas a 100 días, aquí.

 

Redacción Política
Revista Entre Líneas

No hay comentarios

Agregar comentario