Alemania, un destino para no esquivar



  • Cuando se escucha el nombre del país teutón, se asocia principalmente a una potencia económica, a un elevado nivel de bienestar y a un idioma complicado de aprender; sin embargo, no se le reconoce como un grandioso destino turístico. Por ello, aprovechando también la eliminación del requisito de visa para los colombianos, lo invitamos a que, acompañado de una buena cerveza alemana, se dé una vuelta por este grandioso país y descubra este gigante europeo.

    Alemania se encuentra en el centro de Europa, una posición ideal desde la cual es posible viajar fácilmente a los demás países del continente. Sin embargo, y a pesar de tener solo una tercera parte del tamaño de Colombia, Alemania posee una buena cantidad de lugares por descubrir que dejarán maravillados a sus visitantes, desde las montañas del sur, hasta las playas de la costa en el norte.

    ¿Cómo llegar?  

    Llegar a Alemania se ha vuelto más fácil en los últimos años, ya que se ha creado una variedad de opciones que incluyen vuelos directos a Frankfurt o que permiten diversas conexiones en España, Francia, Holanda o incluso países como Turquía, lo cual ha hecho que se pueda encontrar variedad de precios, y si busca con suficiente anticipación es posible que encuentre vuelos más baratos de lo normal. Iberia es una excelente propuesta para llegar, muy cómoda para este tipo de viajes y con permanentes promociones.

    ¿Qué visitar?

    Hay que reconocer que los destinos en Alemania son diversos y se encuentran por todo el país. Para empezar, sugerimos dos destinos principales:

    Berlín

    La capital de Alemania, muy famosa en el mundo, es una ciudad multicultural en la cual no es necesario hablar alemán, ya que una gran parte de la población habla inglés y es posible encontrar fácilmente hispanohablantes. Aquí hay actividades para todos los gustos, desde los numerosos museos sobre la historia del mundo, del país germano y sus costumbres, hasta los incontables clubes de diversos tipos de música (mayoritariamente electrónica) que permitirán a los amantes de la fiesta pasar momentos increíbles, sin olvidar las diversas actividades deportivas, que incluyen fútbol, hockey y eventos como la maratón realizada en septiembre. Berlín se constituye en una ciudad por descubrir, donde cada rincón posee un poco de historia y se pueden encontrar distintos monumentos para visitar, como la Catedral, el Parlamento, la Puerta de Brandenburgo o varios de los palacios de los antiguos emperadores dentro de la ciudad o en la vecina Potsdam.

    Múnich

    La ciudad de Múnich es otra de las grandes y multiculturales ciudades alemanas. Al igual que en Berlín, mucha gente habla inglés y usted podrá disfrutar un gran portafolio de actividades para realizar. Recomendamos especialmente visitar la fábrica y el concesionario de la BMW, el estadio Allianz Arena (y en lo posible asistir a algún encuentro de uno de los mejores equipos del mundo, el Bayern Múnich) y el complejo de los olímpicos celebrados en la ciudad. Desde Múnich también es posible visitar los castillos del estado de Baviera, incluyendo el famoso Neuschwanstein, que inspiró el diseño del castillo de Disney, así como las montañas del sur, que en invierno permiten esquiar y, en verano, disfrutar del paisaje. Finalmente, si planea viajar entre septiembre y octubre es indispensable que visite el Oktoberfest, el principal festival de la cerveza, y deguste las mejores cervezas del mundo, producidas en la región de Baviera.

    Transporte

    Movilizarse dentro de Alemania y en las ciudades es muy fácil gracias a la múltiple oferta de medios de transporte: buses, tranvías, metros, trenes y taxis hacen que movilizarse de un sitio a otro sea bastante fácil y rápido, y todo ello usando sistemas de transporte público que ofrecen la posibilidad de comprar tiquetes por día o semana, cosa muy práctica y que facilita las cosas a los visitantes.

     

No hay comentarios

Agregar comentario