The Who: del estrellato al declive

Fuente: Thewho.com

En 1962, Roger Daltrey junto a Pete Townshend, John Entwistle y Keith Moon fundaron una de las bandas más importantes de la historia del rock. Los excesos, su vital energía y el amor por el soul, el R&B y Skiffle consolidaron su sonido y su esencia.

Histórica y esencial, así es The Who. Junto con The Beatles y The Rolling Stones es considerada la trilogía sagrada del rock británico, según Juan Kiss, locutor de Radioacktiva Medellín. Nacidos originalmente como The Detours, esta banda se ha mantenido durante 53 años como la leyenda del movimiento contracultural que se gestaba en los años 60.

Sus energéticas presentaciones en vivo y la destrucción de sus instrumentos musicales los han posicionado alrededor del mundo. Fue incluida en el Salón de la Fama del Rock en los años 90 y reconocida por los críticos como una agrupación sin precedentes. Su sonido, entre el rock psicodélico y el punk rock, ha sido clara influencia para bandas posteriores como Sex Pistols  y The Ramones, con la tendencia revolucionaria y rebelde de “I hope I die before I get old.”

The Who es clave en el contexto cultural de la época pues al mismo tiempo, los movimientos antiguerra y el hippismo cimentaban sus primeros eslabones. “Los Who son determinantes en cómo se afianza esa sensación de generación. Eran tipos desafiantes. Tenían una personalidad muy magnética. Se reconocían como esa generación aparte: esa generación posguerra. Esa rebelión y ese sentido de choque es fundamental”, expresa Fabián Beltrán, melómano y periodista musical.

Con I can’t Explain, estos 4 jóvenes salieron a la luz. Influenciada por The Kinks, fue tocada en escasos mercados de los Estados Unidos y fue Top 10 en el Reino Unido. Pero My Generation fue la canción que los catapultó. Con un prominente solo de bajo a cargo de Entwistle (el primero en un disco de rock), vinieron años dorados y el apogeo creativo para la agrupación.

“Siempre alejados de la pugna de la prensa, transformaron ese lenguaje norteamericano del soul, del blues y del country a términos británicos. Hicieron cosas mucho más interesantes desde lo visual: el brazo haciendo remolinos de Pete, la forma tan aparatosa de tocar de Moon era algo atrevido”, explica Beltrán.

El crecimiento musical de la banda se dio de distintas maneras. A Quick One y The Who Sell Out tuvieron fuertes influencias de la ópera rock y el rock psicodélico. Giras por Estados Unidos, la detonación del bombo con explosivos que Moon descargó cuando debutaron en un show de televisión, la misma que causó sordera parcial a Townshead, los consolidó y les ayudó a ganar un gran nivel de popularidad.

The Who Official Website2

Con el siguiente disco, Tommy, la banda abrió paso a la experimentación de temáticas diferentes para sus líricas. “Tommy era una ópera rock muy ambiciosa, trataba temas muy preocupantes. Pete, mucho tiempo después, cuenta que fue abusado y ese disco refleja un poco de eso”, relata Beltrán. Quadrophenia, The Who By Numbers y Who Are You, fueron el abrebocas a la caída en picada de la banda.

En 1994 llegaron las crisis. Townshend, cansado de tocar con la banda, aumentó su consumo de alcohol y sufrió colapsos nerviosos. Críticos refieren, por ejemplo, que By Numbers es la nota suicida del músico. Pero el verdadero rompimiento se reveló cuando Keith Moon murió de una sobredosis de sedantes que lidiaban con su abstinencia al alcohol a los 32 años de edad.

Con la muerte del baterista, la esencia de The Who cambió radicalmente. A pesar de que los siguientes álbumes fueron acogidos por la crítica, para los fans el nuevo sonido no era el mismo. Poco después del lanzamiento de It’s hard, la banda inicia su gira de despedida en 1982. “De la muerte de Moon nunca pudieron recuperarse. Era un baterista genial. Todo lo que hacía era técnica”, refiere Kiss.

Para los años 90, reuniones esporádicas y participaciones en eventos sociales fueron la excusa para la unión de la banda. Pero la oscuridad seguía persiguiéndoles. John Entwistle fue encontrado muerto en la habitación de su hotel a causa del abuso de cocaína.

Como lo cuenta Juan Kiss, con la muerte de Entwistle, la base rítmica de The Who se perdió. Ya no era la banda transgresora y propositiva de sus comienzos.

A pesar de estos dos hechos tan trascendentales en la historia de la banda, las giras y los conciertos continuaron pero solo hasta el año 2006 salió al mercado Endless Wire. “Es muy diciente el hecho de que han pasado 10 años y no hay música nueva de The Who. Actualmente es una banda que no tiene que mostrar nada a nadie y viven de su propia leyenda. Creativamente se disolvieron por completo”, opina Beltrán.

Así, es una tarea difícil hablar de un sonido actual pues sus lanzamientos han sido escasos en los últimos 34 años, pero fue tan impactante su aparición que ese legado transformó toda la movida punk y heavy metal. The Who siempre guardó el espíritu real del rock and roll.

Beltrán y Kiss coinciden en que The Who, en la época donde estuvo en la cima, fue el referente para lo que debe ser una banda de rock, pues todos eran virtuosos: Entwistle era un genio del bajo, el único que no rompía los instrumentos y Daltrey tenía una capacidad vocal y escénica brutal. Fue uno de los mejores ejemplos de cómo debe ser una banda completa… mientras duró.

Tania Herazo
taniaherazo@entrelineas.co
Redacción Cultura

The Who Official Website1
The Who Official Website2

No hay comentarios

Agregar comentario