Natación con aletas: el surgir de las sirenas

Fuente: Cortesía Maria C. Solano

Pensar que ser el primero solo se logra trabajando por años, e incluso desde muy pequeño, puede ser válido; sin embargo, hay reglas que tienen su excepción. Algunos deportistas logran demostrar proezas con disciplina y un toque de talento innato.

Hablar de natación en el país por estos días nos lleva a pensar en la natación con aletas, gracias al récord mundial logrado por la apneista colombiana Sofía Gómez, que ha dejado en el radar deportivo nacional una modalidad de la que poco se habla, pero que sí se destaca a nivel latinoamericano. Colombia, además de ser el campeón panamericano, ya posee varios títulos mundiales, tanto en la categoría juvenil como en la abierta.

Esta es una disciplina de las Actividades Subacuáticas, regulada por el organismo internacional CMAS (Confederación Mundial de Actividades Subacuáticas). Consiste en el desplazamiento sobre la superficie del agua o con inmersión total, usando como ayuda una monoaleta o bialetas, donde se compite en piscina y aguas abiertas. En esta modalidad de natación, se alcanzan velocidades hasta un 50% más altas que en la convencional.

María Camila Solano Rozo es una joven que con tan solo 14 años de edad se encuentra ubicada en la posición N° 1 del Ranking Nacional Absoluto en la prueba de 2k, aguas abiertas, y en la posición 4, 5 y 6 en sus demás pruebas. Es también la Juvenil N° 1 a nivel nacional y a su vez de Bogotá, en las pruebas de 2 km aguas abiertas, 400, 800 y 1.500 superficie.

Sus inicios en la natación no fueron el tradicional “empezó desde muy pequeña”. Luisa Fernanda, madre de la joven deportista cuenta que, apenas a los 10 años, hizo un curso de natación: “el entrenador que le daba las clases de natación también entrenaba para la modalidad de natación con aletas y tenía un club, le vio condiciones y le dijo que hiciera la prueba. Las cosas se dieron, funcionó y le gustó”.

En un año aprendió a nadar y los siguientes tres solo han sido logros del talento innato que esperaba por salir. En su primera competencia ocupó el cuarto lugar; siguió entrenado y mejorando, lo que la llevó a subir de puesto en cada competencia, hasta llegar al oro. “El año pasado en una competencia en Neiva, subí al puesto más alto, me pude posicionar como la mejor fondista juvenil de Colombia en todas las pruebas, desde 400 hasta 2000 y la tercera mejor fondista de Colombia abierto”, comenta María Camila.

Ahora, como deportista de alto rendimiento, su rutina es más demandante y rigurosa: “madrugamos a las 5 de la mañana a nadar y salimos a las 8, luego a las 11 vamos a hacer trabajo de gimnasio hasta las 2, luego almorzamos y a las 4 estamos otra vez en el Complejo, nadamos y salimos a las 6 de la tarde”. Sus tres entrenamientos al día la llevaron a iniciar la educación virtual este año, cursando noveno grado en el ciber-colegio de la Universidad Católica del Norte, lo que le permite tener mayor concentración en los proyectos deportivos que están en camino.

Con el objetivo de clasificar al Mundial y, gracias al apoyo de su mamá, participó en la Copa Mundo que se hizo en Lignano, Italia, en el mes de marzo, “quise que fuera para que tuviera la experiencia y que se fogueara con las deportistas con las que eventualmente se encontrará en el Mundial, ya que es una experiencia totalmente diferente a la que se vive acá”, recuerda la mamá. Sin embargo, en ese momento María Camila todavía no se encontraba clasificada; “eso fue una aventura, estábamos esperando que se clasificara en el último campeonato en el que tenía la posibilidad acá, y se dio (2jKm Aguas Abiertas en Guatapé)”.

María Camila se encuentra clasificada al Mundial Juvenil Tomsk-Rusia 2017 (primera niña de 14 años que clasifica a un mundial Juvenil) y a los III Juegos Nacionales de Mar y Playa 2017 en la prueba de 2k aguas abiertas, en la cual se espera que, en el relevo de 4*2000 logre medalla de oro, y que, así mismo, haga lo propio en las pruebas de piscina y relevos adicionales que realizará en el Mundial Juvenil. La capacidad la tiene.

En la semana previa al mundial estará en concentración para ultimar detalles, y la competencia se llevará a cabo del 31 de julio al 7 de agosto de 2017.

Esta joven promesa de la natación con aletas, aunque dice estar nerviosa, denota en la seguridad de sus palabras y de los logros que la respaldan, el brillante futuro que la espera. “Con el esfuerzo y la adrenalina del momento sí se puede lograr”, aseguró.

Andrea R. Pérez
andrearojas@entrelineas.co
Redacción Deportes

Fuente-Cortesía-Maria-Camila-Solano-R
Fuente

No hay comentarios

Agregar comentario