Esquí acuático en Colombia: así es ser una campeona del agua

Fuente: Sofía Palau

A pesar de su corta edad, Sofia Palau es una de las más grandes representantes del esquí acuático en Colombia. Con destacadas participaciones en Juegos Nacionales y Panamericanos, además de ser campeona latinoamericana de Wakeboard, Sofia es la figura de los deportes acuáticos que toman impulso en el país.

Con 13 años, próxima a cumplir los 14, Sofia, originaria de Medellín, ha cosechado triunfos importantes en torneos a nivel nacional e internacional. Desde hace más o menos tres años practica wakeboard, una disciplina acuática en la cual el deportista se desliza sobre el agua encima de una tabla siendo arrastrado con una cuerda llamada palonier por una lancha. Este deporte, es una combinación de los elementos del esquí, el esquí acuático y el snowboard. Dentro de su práctica, la persona puede realizar una actividad más libre y autónoma, pues tiene la oportunidad de realizar una gran cantidad de saltos libremente.

“A mí siempre me ha gustado el agua. Mi primo me introdujo al wakeboard en un viaje y desde ahí me enganché y seguí con él. Al comienzo hacía solamente esquí, pero empecé a ver que el wakeboard era mucho más divertido, en el esquí hay muchas reglas”, comenta Palau. En relación a esto, señala igualmente que la persona que hace wakeboard tiene mayor libertad para decidir el orden de sus trucos, a diferencia del esquí donde las normas son más precisas y toca ceñirse a ellas.

En cuanto a las competencias, el año pasado, Sofía participó en el Campeonato Latinoamericano de Esquí Acuático en Argentina donde consiguió la medalla de oro. Respecto de este evento, menciona que tras haber quedado de primera en el ranking nacional iba muy segura de realizar una gran actuación. “Cuando llegué me di cuenta que era una competencia muy difícil, había bastante gente de otros países que estaban al mismo nivel que yo. Por eso, terminó siendo una competencia muy reñida, de la cual salí ganadora y me puso muy feliz”, dice Sofia, quien actualmente es la esquiadora número 3 del país.

Palau compite en la categoría Sub-14 a nivel nacional, sin embargo, en el ranking Pro, la del todos contra todos, por así decirlo, está en el escalafón tres, siendo de las mejores deportistas en esta disciplina. “Aquí en Colombia hay varias personas que lo practican. El nivel va avanzando a medida que vas practicando y aprendiendo nuevas cosas; esto se trata de ir mejorando a medida que pasa el tiempo, de ir sacando nuevos trucos y así”, explica Sofia, y añade que, por ejemplo, en este momento, las dos personas que van por encima de ella en el ranking Pro están ya muy avanzadas.

Aun así, destaca que, a escala internacional, la comparación con los atletas de otros países es compleja de hacer. En 2015 tuvo la posibilidad de disputar un mundial de esta disciplina en donde obtuvo la casilla 9. “El nivel es un mundial obviamente es mucho más alto, cuando yo llegué me sorprendí con lo que encontré, porque en serio era gente muy muy buena. Vi muchas personas que, me atrevo a decir, son mejores que los que están de primeros aquí. Te pongo un ejemplo, había niños de 9 años que hacían los mismos trucos que los números uno del ranking en Colombia”, cuenta Palau.

A pesar de eso, en Colombia se viene trabajando de la mejor manera para difundir y hacer crecer la práctica de los deportes acuáticos. La Federación Colombiana de Esquí Náutico y Wakeboard (Fedesquí) se esfuerza por organizar varias competencias que permitan la realización de estas actividades. Sobre esto Sofía comenta que, en lo corrido de este 2017 ya ha disputado dos torneos, y para el segundo semestre del año tiene programados muchos más. De esta manera, se trata de que existan competencias cada dos meses aproximadamente, incluyendo Abiertos Nacionales donde todos los interesados pueden participar.

Sofía Palau fue una de esas interesadas hace unos años, y desde entonces ha ido recogiendo victorias y creciendo junto a la disciplina. “Este deporte me parece de otro mundo. Me gusta, no soy como algunas personas que lo hacen por hacerlo, a mí en realidad me encanta, me siento feliz haciéndolo. Me siento muy tranquila cuando estoy en el agua, relajada, desde el entrenamiento hasta en las competencias”, concluye. A futuro, se vislumbra como una campeona mundial y tiene la esperanza de poder participar en unos Juegos Olímpicos, pues esta disciplina va en camino a entrar a la categoría olímpica en unos cuantos años.

Eduardo Andrade Rivera
eduardoandrade@entrelineas.co
Redacción Deportes

No hay comentarios

Agregar comentario