Especial: momentos inolvidables del ciclismo en Colombia

Fuente: El Colombiano

A pesar de que el día a día deportivo en el país se encuentra en torno al fútbol, el ciclismo es uno de los deportes que aún hoy en día mueve las fibras de muchos y que, definitivamente, nos ha dado alegrías por montón.

1971 & 1973, Martín Emilio Cochise Rodríguez

Muchos pueden llegar a creer que las grandes glorias del ciclismo en Colombia son recientes, con las menciones que se hacen en la televisión y las redes sociales de pedalistas como Nairo Quintana o Esteban Chávez, la historia pareciese reducida a los últimos años de competencias, sin embargo, en la década de los 70’s ya teníamos un deportista que daba de que hablar: Martín Cochise, un hombre que dejaba en alto la bandera de Colombia cuando apenas las transmisiones de ciclismo se hacían por radio y comenzaba a surgir esa pasión de muchos.

En 1971 se convierte en el primer campeón mundial en Italia, tras una competencia en los 4000 metros en persecución se corona como campeón y comienza a dar miras de lo que sería un deporte bañado en oro para Colombia. Su segundo gran golpe, si se quiere, fue cuando en el Giro de Italia de 1973 se lleva la etapa número 15 para el equipo Bianchi Campagnolo, es el primer colombiano en ganar una etapa en la competencia.

La primera etapa en un Tour de Francia

Podríamos decir que estamos ya muy mal acostumbrados y que en cada Tour de Francia un pedalista colombiano se lleva, por lo menos, una etapa; pero fue en 1984 que Lucho Herrera “Bajó bandera” y se convirtió no sólo en el primer colombiano sino en el primer latinoamericano en ganar una etapa en dicha competencia.

Además, no contento con su hazaña, el siguiente año junto al también legendario Fabio Parra, logran la primera y segunda posición en una de las etapas del Tour, una imagen que ya televisada, se convirtió en una muestra al mundo del buen deporte, del orgullo patrio y, además, de la confianza de que el ciclismo colombiano sería grande para siempre.

De las etapas al podio

Si nos imaginamos una victoria en una de las etapas del Tour de Francia por parte de un colombiano, sólo llegamos a pensar lo duro que pudo ser para el pedalista llegar hasta allí y, por supuesto, se nos da una sensación de orgullo inevitable. Los ojos de miles de aficionados se llenaron de lágrimas el día en que en 1988 Fabio Parra se convierte en el primer colombiano en subirse al podio.

La bandera de Colombia junto a la española y holandesa en los Campos Elíseos en París, eran una muestra de que las cosas se estaban haciendo bien, para muchos aficionados que en su tiempo vivieron ese primer momento, es inolvidable la imagen de Fabio Parra junto a Pedro Delgado y Steev Rooks.

El rostro bañado en sangre de ‘Lucho’ Herrera

Quizá si la famosa caída de Luis Herrera en el Tour de 1985 no fuera presentada por televisión sino por radio, no sería un momento inolvidable para los colombianos amantes del deporte, muchos quizá hasta lleguen a pensar que caer en una competencia es algo del habitual, sin embargo, una imagen del colombiano bañado en sangre ganando la etapa número 14 se convirtió para muchos en la imagen de la “verraquera” no sólo de el “Jardinerito” sino de todo un país. El “Nazareno”, como decían los narradores, se convirtió en algo de lo que hay que hablar sí o sí cuando se trabaja el ciclismo en Colombia.

No importa si fue bañado en sangre o bañado en oro, el Ciclismo en Colombia nos ha dejado tantas alegrías que ya es imposible no tenerle tanto cariño, ojalá la fiebre por el deporte continúe, que más momentos llenen los libros de historia sobre los pedalistas en el país y que perdure, por siempre y para siempre.

Juan David Rincón Calderón
juanricon@entrelineas.co
Redacción Deportes

No hay comentarios

Agregar comentario