Así fue el cumpleaños número 18 de la Media Maratón de Bogotá

Fuente: As Colombia

La Media Maratón de Bogotá cumplió su mayoría de edad y dejó grandes anécdotas en lo que fue la celebración de su más reciente edición; coronada por el medallista olímpico de Etiopía, Feyisa Lilesa.

Desde temprano y bajo un clima agradable, empezaron las actividades de calentamiento para los 42.515 corredores que, poco a poco, fueron llegando para esperar su señal de partida y dejar huella en lo que ha sido una de las carreras más exitosas para la ciudad.

El grupo femenino dio apertura a la MMB, y la ganadora fue la keniata Brigid Kosgei con un tiempo de 1:12:17. “Manejar la altura de Bogotá fue muy difícil, gracias a mis entrenamientos pude recuperar el primer lugar en los últimos kilómetros”, reconoció la ganadora, quien tuvo un gran remate en la carrera. En el podio estuvo acompañada por su compatriota Veronicah Nyaruai Wanjiru, con 26 segundos de diferencia y Ruth Chepngetich, con 1 minuto y 40 segundos más que la ganadora.

La mejor colombiana fue la bogotana Angie Orjuela, del Equipo Porvenir; campeona de la reciente carrera Allianz 15k y representante de nuestro país en los pasados Juegos Olímpicos. La maratonista ocupó el séptimo puesto con una nueva marca personal en esta altura: un tiempo de 1:17:57. “Dejé que las africanas se fueran adelante, salí a hacer mi carrera, estoy muy contenta por este puesto y por haber mejorado mi marca personal en Bogotá”, dijo la bogotana.

Por su parte, la rama masculina dejó como ganador al medallista olímpico Feyisa Lilesa Gemechu, con una marca de 1:04:28. Su pelea por el trono se dio hasta el último kilómetro, cuando decidió cambiar el ritmo y soltar a Peter Cherulyot Kirul, quién llegó 9 segundos después.

 “Sentí un cambio diferente en la altura, porque vivo en Estados Unidos al nivel del mar, pero, como siempre, fui muy fuerte en el remate. Este triunfo se lo dedico a mi tribu Oromo de Etiopia”, aseguró Feyisa Lilesa, quien cruzó la meta con su señal tradicional en forma de equis, la cual es un símbolo de rechazo a la violencia que ataca su país.

La cuota colombiana en la rama masculina estuvo a cargo de Miguel Amador, quien llegó décimo, con un tiempo de 1:07:30.

La Media Maratón de Bogotá es cada vez más reconocida y apetecida por los corredores del mundo. Hoy en día se posiciona como una de las maratones referentes, por eso participaron corredores de varios países: Venezuela, Panamá, República Dominicana, España e incluso India, fueron algunos de los países que hicieron presencia, además de los tradicionales países de élite.

El espacio para dejar un mensaje a cada espectador que estuviera atento a la carrera no pudo faltar: desde personas que con un toque de humor simplemente buscaban alegrar la competencia con sus disfraces, hasta mensajes políticos y reflexiones sociales hicieron parte del recorrido.

Caras llenas de felicidad y satisfacción por el deber cumplido se veían al cruzar la meta. El cansancio también le jugó una mala pasada a algunos, pues los obligaba a caminar pensando que ya no daban más.. Sin embargo, un joven fotógrafo que estuvo unos cuantos metros antes de llegar a la meta halló la solución: Gritos como “¡Bien señora, bien!, ¡ya llegó!”; “¡Señor, hágale, ya llegó! ¡Vamos, vamos!; “No me pare, mi veci, ¡no me pare!”, alertaron a unos cuantos corredores que iban bajándole al ritmo, sin duda el “empujoncito” que faltaba para el final. “Sé que hacia la meta ya debe haber alguien que los esté apoyando, pero creo que es mucho más satisfactorio proviniendo de una persona que es ajena a ellos y alguien como un fotógrafo nunca se van a imaginar que les va a gritar. Es mi apoyo hacia ellos porque muchos frenan faltando poco para llegar”, afirmó Juan Sebastián.

Buenas sensaciones y expectativas dejó la Media Maratón para el siguiente año. Sin embargo, la falta de cultura ambiental opacó un poco el final de carrera, pues, como suele pasar, quedaron calles y zonas verdes llenas de residuos, algo que debe mejorar.

Andrea R. Pérez
andrearojas@entrelineas.co
Redacción Deportes

No hay comentarios

Agregar comentario